Si tienes ganas de remodelar, re-diseñar, rehabilitar o simplemente diseñar un espacio, una manera económica de lograrlo es hacerlo tu mismo.

Todos tenemos un arquitecto por dentro, por ejemplo, cuando volteamos a ver nuestra recámara y queremos organizar el espacio, estamos experimentando un proceso creativo arquitectónico.

¿Cómo podemos diseñar dentro de nuestra propia casa?

¿Cómo diseñar un espacio en mi oficina?

¿Necesito contratar un arquitecto para diseños pequeños?

Seguramente conoces a alguien que no es arquitecto ni diseñador y le apasiona remodelar, construir y diseñar espacios. ¿Cuáles son las principales dificultades y los errores que cometemos al querer diseñar? 

  • Subestimar el trabajo de diseño.

Puede parecer algo simple, pero hasta el espacio más insípido requiere de estrategia y conocimiento para lograr una distribución adecuada, saber qué elementos pueden ser necesarios y acordes a la dimensión del espacio.

  • Sentirse abrumados por tanta información.

Realizar un diseño que se integre perfectamente al espacio conlleva tomar en cuenta muchos aspectos que en ocasiones ignoramos, calma, toma un respiro y organiza tus ideas, plasmarlas en papel puede ser de mucha ayuda en estos casos.

  • No tomar en cuenta el espacio a futuro.

Es normal dejarse llevar por la emoción del momento, pero es necesario pensar más allá de lo que deseas hoy, ¿cuáles son tus planes a futuro sobre tu hogar?

Tal vez estás esperando crecer la familia, o hacerte cargo de tu abuelita, piensa en cómo afectará la dinámica.

  • Mezclar estilos de diseño.

Para lograr una armonía en el diseño es necesario concentrarse en un solo estilo, mezclar varias corrientes podría hacer que un espacio luzca saturado, visualmente cargado y poco estético. 

  • No tomar en cuenta las dimensiones de tu espacio.

A veces vemos imágenes en internet de espacios preciosos, muy amplios y estéticos, y justo eso mismo queremos en nuestra casa, pero resulta poco factible pues las características de nuestra casa no coinciden con las de la imagen.

Es importante buscar soluciones que se adapten a las dimensiones de nuestro hogar, pues es común que cuando se imaginan algo y lo construyen, se dan cuenta que no es de su agrado.

Esto se puede solucionar fácilmente, una plática o asesoría arquitectónica no suele ser costosa, el arquitecto puede proveer al usuario de técnicas de diseño, ideas y herramientas que le serán de agrado a cualquier persona con una buena idea.

  • Reconocer que sabemos y que no sabemos

No tengas miedo de pedir ayuda a un profesional cuando lo necesites, a veces el querer hacer las cosas por nuestros propios medios sin tener conocimiento termina siendo más costoso pues remediar los errores sale más caro que contratar a un experto en el tema desde un principio, en Capital Arquitectura podemos brindarte soluciones, ¡contactanos!.

Aylin Barriba Campos

Open chat
1
Hola! ¿Cómo podemos ayudarte?