El confort ideal dentro del hogar depende de muchos factores, uno de los más importantes es la temperatura, la cual está condicionada por el clima exterior, pero ¿podemos controlar la temperatura del interior de nuestra casa?

La respuesta es sí, existen elementos dentro de tu hogar que influyen directamente en la temperatura de tu casa y no nos referimos al termostato.

Sabemos que colocar sistemas de aire acondicionado o calefacción pueden significar un aumento drástico en tu factura de energía, es por ello que aquí te mostramos qué elementos de tu casa te pueden ayudar a conseguir un mejor confort térmico.

  • Colores

Como ya lo mencionamos anteriormente, los colores juegan un papel importante en el diseño interior, no solo visualmente sino también en cuestiones térmicas.

Es importante considerar el clima de tu región, ya que para una región soleada los colores claros y fríos como lo es el blanco o los grises brindan una sensación de frescura.

Sin embargo, en una región con una temperatura más baja esos mismos colores no nos favorecen. Los colores cálidos en tonos tierra como el café, beige, arena y ocre son perfectos para habitaciones frías.

  • Techos altos o bajos

La altura de una habitación influye en la temperatura y ventilación de ésta, entre más alto sea un techo el aire caliente tiende a concentrarse arriba, esto hace que sea más fresco abajo.

Esto puede ser favorecedor para regiones cálidas, pero para un clima frío lo ideal sería mantener una altura estándar óptima, pues un techo muy bajo puede generar más calor del necesario y a su vez sensación de que un espacio es más pequeño.

  • Materiales

Los materiales determinan la temperatura de los pisos, muros y techos, existen materiales que ayudan a mantener la temperatura interna como la madera o el ladrillo, que son excelentes aislantes térmicos.

  • Ventanas 

Las ventanas permiten el paso de la iluminación y la ventilación, esto incide directamente en la temperatura. 

Por lo que es importante tomar en cuenta la orientación en la que estén situadas ya que de esto dependerá la cantidad de flujo de aire y de radiación solar. También es conveniente considerar el tamaño de las ventanas de acuerdo al espacio.

  • Aislantes 

La implementación de aislantes térmicos (y acústicos) son una excelente opción para conservar los espacios a temperaturas controladas.

Un ejemplo de aislantes en muro es la fibra de vidrio utilizada en muros de paneles de yeso o cemento. En ventanas optar por una de doble o triple vidrio en lugar de una sencilla puede hacer la diferencia.

  • Valor R (K en México)

En termodinámica el frío se define como la ausencia de calor. 

Las temperaturas tienden a buscar el equilibrio, es por eso que si hace frío en el ambiente y el interior está caliente, la temperatura interior busca escapar para calentar el ambiente.

De la misma manera, cuando el ambiente está más caliente que el interior, busca entrar al espacio y equilibrar las temperaturas.

Como un termo de agua o de café, existen materiales constructivos que retardan la transferencia de temperaturas, manteniendo el clima del interior lo más posible. 

A la capacidad de los materiales para aislar las temperaturas se le da un valor R, entre mayor sea el valor, mayor es la capacidad para retardar ese intercambio de temperatura.

Entre más extremo sea el clima de la región, se recomiendan valores R más grandes, te invitamos a revisar las tablas de recomendaciones de acuerdo al lugar que tu te encuentres.

https://www.energy.gov/energysaver/weatherize/insulation
https://www.cmic.org.mx/comisiones/sectoriales/vivienda/2009/INFONAVIT/Tallerdeenvolvente/Ponencias/Franco%20Buccio/4%20Ejemplos%20aislantes.pdf

  • Vegetación

La vegetación siempre será un excelente aliado para refrescar el ambiente de tu hogar, existen plantas de interior que absorben la humedad y regulan la temperatura.

Una colocación adecuada de árboles en el exterior puede sombrear los muros más soleados y bloquear el paso de la radiación solar, esto contribuirá a la disminución de temperatura al interior y alrededor de la vivienda.

  • Fuentes

Colocar cuerpos de agua como lo son las fuentes en el patio o jardín de tu casa ayuda a refrescar el ambiente, ya que el agua tiene la capacidad de bajar la temperatura unos grados mediante la evaporación. 

Ahora ya lo sabes, tomar en cuenta estos elementos y hacer un uso correcto de ellos según las características de tu hogar hará un cambio significativo de temperatura sin tener que recurrir a la climatización, esto conlleva un ahorro energético y por supuesto en tu bolsillo, optemos por alternativas más eficientes. 

Aylin Barriba Campos.

Open chat
1
Hola! ¿Cómo podemos ayudarte?